in ,

Capital natural: contribuciones a la regulación del ambiente

Crédito: IA_MF

Los cambios climáticos nos conducen a tomar medidas defensivas, que implican inversiones, con el fin de aumentar la capacidad de los subsistemas humanos para resistir a los choques que estos generan. En ese sentido, tanto los organismos privados, movidos por preocupaciones de orden reputacional, como los públicos, motivados por los compromisos tomados en 2015 en Paris, deben tomar acciones para atenuar los efectos de sus actividades sobre los cambios.

Adicionalmente, se agrega una preocupación general por el ambiente y una mayor consciencia de la naturaleza limitada de nuestro stock de recursos en el planeta. Así, el desarrollo sostenible, que no es la mera respuesta a los cambios climáticos, conduce a la adopción de una nueva perspectiva de la relación planeta-humano. Después de siglos de abusos, debemos reconciliarnos.

En paralelo al Acuerdo de Paris sobre los cambios climáticos, existe el Acuerdo de Montreal sobre la Biodiversidad. Este último, establecido en 2022, fija los siguientes objetivos al 2030: proteger el 30 % de las tierras y mares, restaurar los ecosistemas degradados, reducir amenazas como los pesticidas y las especies exóticas invasoras, y financiar adecuadamente la conservación de la biodiversidad.

Con este Acuerdo de Montreal, los discursos públicos y la comprensión de los ciudadanos, se refuerza la idea sobre que las reservas de recursos naturales y los ecosistemas constituyen un capital para el planeta y para la humanidad porque proporcionan servicios valiosos: aire y agua limpios, flora y fauna, fertilidad del suelo y regulación del clima. También ofrecen una biodiversidad que nos beneficia y ofrece usos por descubrir. Estos servicios son esenciales para el bienestar humano y el desarrollo económico, aspectos que dependen de la conservación y el uso sostenible de estos recursos naturales.

Además, estos ecosistemas regulan a poco costo los equilibrios de la naturaleza. Sin estos componentes regulatorios, la erosión del suelo se agrava, la polinización se reduce y la presencia e impacto de las plagas por falta de diversidad de especies aumentan. Para los humanos, una pérdida de control (lo cual está en curso) compromete la disponibilidad, la calidad del agua y, por ende, la salud de los ciudadanos. Sin choque climático, hechos como el retroceso de la biodiversidad, la alteración de la cobertura vegetal natural y que algunos insectos útiles sean víctimas de nuestros productos químicos afectan la productividad agrícola a mediano y largo plazo.

Compromisos de los actores

Los gobiernos pueden desempeñar un papel fundamental en la conservación y el uso sostenible del capital natural mediante la implementación de políticas que promuevan prácticas sostenibles y reduzcan los impactos negativos de las actividades humanas en los sistemas naturales. Esto incluye políticas, como pagos por servicios ecosistémicos, impuestos verdes y subsidios para prácticas sostenibles, que pueden proporcionar incentivos económicos para que las personas y las empresas adopten prácticas más sostenibles.

El sector privado está invitado a participar del esfuerzo. A título de ejemplo, la Sociedad Financiera Internacional (IFC, del grupo del Banco Interamericano de Desarrollo) impone un estándar a respetar con relación a la biodiversidad para apoyar iniciativas privadas. Esta organización reclama que sus clientes promuevan prácticas para preservar hábitats, especies y servicios ecosistémicos. A través del énfasis en la integración de estrategias de conservación en la planificación y la gestión, orienta la mitigación de impactos ambientales y potencia la conservación en desarrollos empresariales.

En conclusión, en un contexto global en que los efectos adversos del cambio climático y la degradación ambiental se hacen cada vez más evidentes, los Acuerdos de París y Montreal marcan un antes y un después en el compromiso internacional hacia la sostenibilidad. La adopción de estos acuerdos resalta la necesidad imperativa de transitar hacia prácticas que no solo mitiguen los efectos del cambio climático, sino que también promuevan la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de nuestros recursos naturales.

Es esencial reconocer que el bienestar humano y el desarrollo económico están intrínsecamente vinculados a la salud de nuestro planeta. Las iniciativas tanto del sector público como del privado juegan un papel importante en la redefinición de nuestra relación con el medioambiente.

Prescripciones

• Hacer un inventario inmediato de las funciones regulatorias del ambiente de todas las instalaciones de la organización.
• Identificar dónde se puede invertir para reforzar esta función, como la arborización o reforestación.
• Capacitar a los decisores para que adopten un punto de vista menos cortoplacista en las decisiones de inversión.

Referencias
Acuerdo sobre la biodiversidad: https://www.carbonbrief.org/cop15-key-outcomes-agreed-at-the-un-biodiversity-conference-in-montreal/
Revista mexicana sobre la biodiversidad: https://revista.ib.unam.mx/index.php/bio
Estándar de la IFC sobre la biodiversidad: https://www.ifc.org/en/insights-reports/2012/ifc-performance-standard-6

Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management

Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management

El Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management Michel Filion es un especialista en gestión pública y consultor canadiense con más de 35 años de experiencia internacional. Lo solicitan para elaborar diagnósticos, auditorías organizacionales, planes de implementación de proyectos, presupuestos públicos basados en resultados y presupuestos públicos sensibles al género, así como para capacitar a altos directivos. Desde el año 2005, ha trabajado en más de 40 países y con 75 gobiernos. Colabora con el Grupo del Banco Mundial (IFC e IDA), el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional. En América del Sur, fue consultor de Gestión Basada en Resultados (GBR) para el proyecto bilateral entre Canadá y Perú ProGobernabilidad. Además, enseñó Gestión de Proyectos en la Escuela de Administración de Negocios de Bogotá, Colombia, y desarrolló numerosas intervenciones de diferente índole en todos los países de los Andes. En Asia, está sentando un precedente con un método eficaz e innovador para la integración de la perspectiva de género en el presupuesto público; ya tiene tres guías sobre el tema en su haber. Al inicio de los años 2000, fue agregado político de la ministra de Finanzas de Quebec Pauline Marois y colaboró directamente en la producción de tres presupuestos del Estado. De 2003 a 2005, fue director de programas en Puerto Príncipe, Haití, para la ONG canadiense SUCO.

Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management C&N

Escrito por Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management

El Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management Michel Filion es un especialista en gestión pública y consultor canadiense con más de 35 años de experiencia internacional. Lo solicitan para elaborar diagnósticos, auditorías organizacionales, planes de implementación de proyectos, presupuestos públicos basados en resultados y presupuestos públicos sensibles al género, así como para capacitar a altos directivos.

Desde el año 2005, ha trabajado en más de 40 países y con 75 gobiernos. Colabora con el Grupo del Banco Mundial (IFC e IDA), el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional.

En América del Sur, fue consultor de Gestión Basada en Resultados (GBR) para el proyecto bilateral entre Canadá y Perú ProGobernabilidad. Además, enseñó Gestión de Proyectos en la Escuela de Administración de Negocios de Bogotá, Colombia, y desarrolló numerosas intervenciones de diferente índole en todos los países de los Andes. En Asia, está sentando un precedente con un método eficaz e innovador para la integración de la perspectiva de género en el presupuesto público; ya tiene tres guías sobre el tema en su haber.

Al inicio de los años 2000, fue agregado político de la ministra de Finanzas de Quebec Pauline Marois y colaboró directamente en la producción de tres presupuestos del Estado. De 2003 a 2005, fue director de programas en Puerto Príncipe, Haití, para la ONG canadiense SUCO.

Embajador

Deja una respuesta

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

¿Qué opinas?

35 Puntos
Upvote Downvote