in ,

Finanzas Verdes

Crédito: IA_MF

Del 30 de noviembre al 12 de diciembre de 2023, se llevó en Dubái la Conferencia de las Partes (COP) con un hito histórico: la creación del Fondo de Pérdidas y Daños, con más de 600 millones de dólares para ayudar a los países a enfrentar los choques climáticos que se manifestarán en los próximos años. Bajo la gestión del Banco Mundial, este fondo, que se suma a un centenar de fuentes accesibles, es solo una pieza más del importante dispositivo planetario de financiamiento verde.

¿Qué quiere decir? Miles de millones de dólares están disponibles para quien sepa tocar la puerta correcta y presentar adecuadamente la justificación para inscribirse en la lucha contra los cambios climáticos.

Este conjunto de fuentes y de dólares corresponde a lo que se identifica como las finanzas verdes. Se trata de instrumentos financieros que apoyan las inversiones sostenibles y ambientalmente responsables de los agentes privados y públicos. Son definidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como una palanca para promover el crecimiento económico, al tiempo que se reduce la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero, se minimizan los residuos y se optimiza el uso de los recursos naturales. Su principal objetivo es proporcionar apoyo financiero a iniciativas, tanto públicas como privadas, para combatir el cambio climático y lograr la transición hacia la energía sostenible y la producción ambiental.

Las fuentes de financiación verde incluyen lo siguiente:

• Bonos verdes: son bonos que se emiten para financiar proyectos que tienen impactos ambientales positivos, como proyectos de energía renovable, edificios energéticamente eficientes, entre otros. Estos bonos son adquiridos por inversores privados que se sienten atraídos por los rendimientos financieros y el impacto ambiental positivo de estas inversiones.

• Préstamos verdes: son préstamos que se otorgan para financiar proyectos o inversiones que tienen impactos ambientales positivos, como proyectos de energía renovable, eficiencia energética, entre otros.

• Mercados de carbono: son mercados en lo que se comercializan créditos de carbono y otros productos ambientales; proporcionan un incentivo financiero para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Al menos 17 fondos están activos en América latina. En 2021, el Fondo Verde para el Clima (FVC) fue el principal con un aporte de US$ 734 millones en financiamiento para cuatro proyectos, uno en Costa Rica, otro en México y dos con cobertura regional, así como US$ 1.5 millones para dos programas de preparación. El Fondo Bioeconómico Amazónico también recibió una asignación US$ 279 millones para apoyar soluciones que reduzcan los impactos del cambio climático en el bioma amazónico, seguido de un ecosistema en seis países de la región del Corredor Seco Centroamericano, que se beneficiaron de $ 174 millones. Además, el sector transporte recibió US$ 271 millones en financiamiento de la FVC para la instalación de un sistema de transporte ferroviario eléctrico en Costa Rica.

Al mismo tiempo, el Programa de Inversión Forestal (FIP) aprobó 2 nuevos proyectos por un total de US$ 14.2 millones, mientras que el Programa de Desarrollo de Energía Renovable en los Países de Bajos Ingresos (PRES) recibió US$ 0,5 millones en fondos para un pequeño proyecto. El Programa Piloto de Resiliencia Climática (PPCR por su sigla en inglés) también ha recibido apoyo financiero con 7 nuevos proyectos aprobados por un total de US$ 9,4 millones en 2021. Por otro lado, el Fondo El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (FMAM-7) aportó US$ 4,6 millones en fondos para un nuevo proyecto en México, seguido de US$ 7.5 millones en apoyo financiero para comunicaciones nacionales y actualizaciones bienales de los países en Brasil. El Fondo de Adaptación (AF) y el Fondo Especial para el Cambio Climático (FECC) recibieron cantidades más pequeñas, con US$ 0,3 millones y US$ 0,5 millones, respectivamente.

Desde la adopción del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático en 2015, las finanzas verdes se han generalizado.

En general, las finanzas verdes desempeñan un papel fundamental en el apoyo a las inversiones sostenibles y ambientalmente responsables, y las fuentes de financiación verde continúan expandiéndose a medida que más inversores e instituciones financieras reconocen la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental.

Prescripciones:

a) Identificar las fuentes de financiamiento verde disponibles en su sector de actividad.

b) Identificar proyectos potenciales de adaptación a los cambios climáticos o de atenuación de las emisiones en su organización.

c) Capacitar a los miembros de su equipo para aprovechar estas nuevas oportunidades de financiamiento.

Referencias:

Inventario de la OCDE de las fuentes de financiamientos verdes: https://www.oecd.org/env/cc/database-climate-fund-inventory.htm

Video sobre cómo volver atractivos sus proyectos: https://www.youtube.com/watch?v=x1eEAr8UMUM

Recordatorio de la definición de la adaptación a los cambios climáticos: https://climatepromise.undp.org/es/news-and-stories/que-es-la-adaptacion-al-cambio-climatico-y-por-que-es-crucial

Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management

El Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management Michel Filion es un especialista en gestión pública y consultor canadiense con más de 35 años de experiencia internacional. Lo solicitan para elaborar diagnósticos, auditorías organizacionales, planes de implementación de proyectos, presupuestos públicos basados en resultados y presupuestos públicos sensibles al género, así como para capacitar a altos directivos. Desde el año 2005, ha trabajado en más de 40 países y con 75 gobiernos. Colabora con el Grupo del Banco Mundial (IFC e IDA), el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional. En América del Sur, fue consultor de Gestión Basada en Resultados (GBR) para el proyecto bilateral entre Canadá y Perú ProGobernabilidad. Además, enseñó Gestión de Proyectos en la Escuela de Administración de Negocios de Bogotá, Colombia, y desarrolló numerosas intervenciones de diferente índole en todos los países de los Andes. En Asia, está sentando un precedente con un método eficaz e innovador para la integración de la perspectiva de género en el presupuesto público; ya tiene tres guías sobre el tema en su haber. Al inicio de los años 2000, fue agregado político de la ministra de Finanzas de Quebec Pauline Marois y colaboró directamente en la producción de tres presupuestos del Estado. De 2003 a 2005, fue director de programas en Puerto Príncipe, Haití, para la ONG canadiense SUCO.

Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management C&N

Escrito por Michel Filion - Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management

El Ph. D. (c) en Ciencias Políticas y DESS en Management Michel Filion es un especialista en gestión pública y consultor canadiense con más de 35 años de experiencia internacional. Lo solicitan para elaborar diagnósticos, auditorías organizacionales, planes de implementación de proyectos, presupuestos públicos basados en resultados y presupuestos públicos sensibles al género, así como para capacitar a altos directivos.

Desde el año 2005, ha trabajado en más de 40 países y con 75 gobiernos. Colabora con el Grupo del Banco Mundial (IFC e IDA), el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional.

En América del Sur, fue consultor de Gestión Basada en Resultados (GBR) para el proyecto bilateral entre Canadá y Perú ProGobernabilidad. Además, enseñó Gestión de Proyectos en la Escuela de Administración de Negocios de Bogotá, Colombia, y desarrolló numerosas intervenciones de diferente índole en todos los países de los Andes. En Asia, está sentando un precedente con un método eficaz e innovador para la integración de la perspectiva de género en el presupuesto público; ya tiene tres guías sobre el tema en su haber.

Al inicio de los años 2000, fue agregado político de la ministra de Finanzas de Quebec Pauline Marois y colaboró directamente en la producción de tres presupuestos del Estado. De 2003 a 2005, fue director de programas en Puerto Príncipe, Haití, para la ONG canadiense SUCO.

Embajador

Deja una respuesta

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

¿Qué opinas?

28 Puntos
Upvote Downvote