in , ,

Inteligencia artificial en Perú: el desafío legislativo

Crédito: IA

A medida que ingresamos a la nueva era de inteligencia artificial, se debe implementar regulaciones y reglas que garanticen su uso correcto, sin obstaculizar los derechos y libertades de las personas. Aquí hay puntos sobre el asunto que podrían agregar valor a algunos.

  • La inteligencia artificial no está limitada por la ubicación física: los agentes de IA pueden moverse sin problemas de una computadora a otra sin tener que quedarse quietos. Hay una serie de códigos de IA de código abierto que cualquier persona en el mundo puede activar. Estos agentes pueden tener la tarea de infectar y destruir toda la infraestructura. Así, las fuerzas armadas deben crear una división para trabajar con tales amenazas a nivel nacional e internacional. Al igual que el auge de la seguridad cibernética, necesitamos especialistas en agentes contra la IA que puedan combatir tal amenaza cuando se presente. No debemos esperar hasta que la amenaza parezca estar completamente preparada para este escenario porque la velocidad a la que se mueve la IA al realizar tareas es 1000 veces superior a la que puede hacer un hacker tradicional.
  • La inteligencia artificial cambiará el mercado laboral: las personas que recientemente comenzaron a trabajar o que recién comenzaron a obtener una educación superior se encontrarán en una situación incómoda. Todas las proyecciones de creación de empleo existentes antes de 2022 ahora son mediciones inválidas de cuántos empleos existirán en el futuro. Existe un gran riesgo de desempleo masivo para los profesionales trabajadores del conocimiento como nunca antes habíamos visto. Así, la inteligencia artificial y la tecnología deben ser una prioridad en la educación. Necesitamos comenzar a integrar lecciones sobre cómo usar esta tecnología tanto como sea posible. Necesitamos repensar la forma en que educamos y capacitamos a las personas en áreas donde la IA y los humanos pueden trabajar juntos. La inteligencia artificial generará eficiencias en todo el mundo, pero a menos que arreglemos todo lo que está mal en la sociedad, siempre hay un lugar para redirigir el capital humano. En otras palabras, se reemplazará parte del trabajo de conocimiento, en cuyo caso debemos centrarnos en las cosas que no puede reemplazar.
  • La inteligencia artificial ayudará a las economías a saltarse períodos: hoy en día, muchas decisiones sobre urbanización, regulaciones e incluso salud no se toman con IA debido al precio actual. Con los componentes de IA actuales, el 90 % de la tecnología de Silicon Valley se puede recrear a una fracción del costo. Esto le da a cualquier país en desarrollo una gran ventaja que aún no se ha realizado. Esto ayuda a los países a ser más avanzados tecnológicamente mientras mantienen su independencia de fuentes externas. Un ejemplo son los coches autónomos y la adaptación de los sistemas de semáforos. Esas tecnologías que alguna vez se consideraron demasiado caras para un lugar como Perú ahora son reproducibles a una fracción del precio de una gran empresa de consultoría.
  • La inteligencia artificial nos dará más tiempo: hoy en día, una persona pasa los primeros 20 años tratando de averiguar qué tipo de trabajo tendrá en la economía que genere suficientes ingresos para mantener. Muy pocos tienen suficiente dinero para seguir sus sueños. En el futuro, con los elementos y las personas correctas, podemos ver un futuro en el que las personas tengan ingresos universales que les permitan perseguir sus pasiones. Una teoría es que en 50 años habríamos utilizado la IA para eliminar la necesidad de puestos de trabajo. Si esto se hiciera realidad, debemos comenzar a comprender y centrarnos en lo que da propósito a las personas. Las personas sin propósito pueden convertirse en un gran problema. No empezamos a enseñar habilidades fuera de las destinadas a mantenernos ricos.

Es posible que estemos a muchos años de que cualquiera de estos puntos se haga realidad. De hecho, es más probable que los delincuentes destruyan el planeta con IA en lugar que las buenas personas la utilicen para mejorar la calidad de vida de todos. No obstante, cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de prepararse para lo peor y luchar por lo mejor. Cada decisión educativa, cultural y tecnológica que tomemos en el futuro contará para nuestro objetivo previsto. La sentencia es que hay muy pocas decisiones que importan y ralentizamos su aplicación.

Calidad & Negocios

Calidad & Negocios

Revista

Calidad & Negocios C&N

Escrito por Calidad & Negocios

Revista

Embajador

Deja una respuesta

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

¿Qué opinas?

40 Puntos
Upvote Downvote