Calidad & Negocios

Portal para los que buscan la excelencia

Crédito: 123RF Stock Photos

Agricultura 4.0: La revolución tecnológica transformará el futuro del cultivo y la producción alimentaria

En los próximos años, la Agricultura 4.0 tendrá un impacto de gran relevancia en el mercado global. Se estima que para el año 2030, habrá aproximadamente 35 900 millones de robots agrícolas en todo el mundo, un aumento de casi seis veces más en comparación a lo reportado en 2020. Además, se espera que con la expansión del uso del Internet de las cosas (IoT) en la agricultura, silvicultura y pesca, el valor del mercado se eleve de 2000 millones a 8900 millones de dólares; según información publicada en el Observatorio Nacional de Prospectiva del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) en base a las estimaciones de Statista.

La Agricultura 4.0 se basa en la utilización de tecnologías digitales como la agricultura de precisión, el IoT y el análisis de grandes volúmenes de datos para optimizar las cadenas de producción, logrando mejoras notables en la eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad de los cultivos.

A escala mundial, las proyecciones revelan un notorio crecimiento del mercado de la agricultura inteligente. En ese sentido, se espera que se triplique en los próximos años, pasando de 12 400 millones de dólares en 2020 a 34 100 millones de dólares en 2026. Estas cifras adquieren un nuevo significado a la luz de las estimaciones del Banco Mundial, que predicen una población mundial de 9700 millones de personas para el año 2050, lo que según el World Resource Institute, generará una demanda alimentaria que será un 60 % mayor en comparación con la actual.

Ante este panorama, en la ficha técnica que presenta el Ceplan a través del Observatorio Nacional de Prospectiva, se menciona que la Agricultura 4.0 emerge como la solución innovadora para aumentar la productividad agrícola, especialmente en los países en desarrollo, donde la brecha tecnológica y social es más pronunciada. Tecnologías móviles, robótica, IoT, drones y procesamiento de datos en tiempo real convergen con la biotecnología para elevar la productividad agrícola, brindando a los pequeños productores oportunidades para integrarse en sistemas agroalimentarios 4.0.

Según la Cepal, para que el uso de tecnologías digitales en la agricultura y en las zonas rurales se convierta en una realidad en América Latina, se requiere de una infraestructura que permita la conectividad, el acceso a dispositivos y tecnologías a costos accesibles, y una mayor alfabetización digital. Además, se requiere la implementación de plataformas de información y redes digitales de trabajo con dispositivos y maquinarias que permitan dar paso a una Agricultura 4.0, con innovación abierta que trascienda las fronteras.

En la misma línea, existen desafíos en temas cruciales que requieren atención como la brecha digital entre las áreas urbanas y rurales, la falta de capacitación y financiamiento para los pequeños agricultores, y la necesidad de una regulación adecuada que garantice la seguridad alimentaria y el respeto al medio ambiente.

En Perú

En el contexto peruano, la adopción de la Agricultura 4.0 se presenta como un desafío y una oportunidad. La integración de la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático (machine learning) y la robótica en el monitoreo, control de plagas y automatización de tareas agrícolas conlleva a mejoras significativas; sin embargo, también traza un camino hacia una mayor competitividad, una expansión diversificada de la oferta exportable y la generación de empleos de calidad en el ámbito del sector agrícola peruano.

No obstante, al reconocer que los avances evolutivos de la actividad agrícola son resultado no solo de las innovaciones tecnológicas, sino también de los esfuerzos de los propios agricultores, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) enfatiza la importancia de implementar políticas y marcos adecuados que incorporen tecnologías que sean accesibles a todos los actores involucrados, especialmente a los pequeños agricultores.

De esta forma, la Agricultura 4.0 promete revolucionar la forma en que se produce y se distribuye el alimento en el mundo, con un impacto profundo en la productividad, sostenibilidad y calidad de vida de las personas. La convergencia de la tecnología y la agricultura abre una ventana de oportunidad para abordar los desafíos alimentarios del futuro y establecer un sistema agrícola más eficiente y equitativo.

Link de interés:

https://observatorio.ceplan.gob.pe/ficha/ts_5_agro